jueves, 3 de junio de 2010

You're the first one when things turn out bad





Foto vieja, pero está buena!







Por alguna razón que aún no llego a comprender del todo, siempre me atrajo la gente rara. SIEMPRE. En el jardín de infantes, cuando tenía escasos tres añitos conocí a una nena. A la vista muy simpática, siempre con sus dos colitas bien altas y tirantes. Esta nena a pesar de parecer tan normal cuando la veías por primera vez resultó no ser tan corriente. Hablaba poco… y cuando hablaba LA DELIRABA. Con cinco años tenía una capacidad de flashear mucho más grande que la de la mayoría de la gente de mi edad. Automáticamente nos hicimos mejores amigas, la verdad no me acuerdo por qué. Lo que tengo clarísimo es que había encontrado al roto para el descocido que era –y soy- yo. Para que se representen, aunque sea un poco, de qué estoy hablando… imagínense: Dos nenas. Una rubiecita con cara de buena, la otra con dos trencitas, muy tranquila, más cara de angelito todavía… Jugando en el arenero, atrás del tobogán… simulando ser dos brujas que preparaban una poción para matar a todos los del jardín! Había muchos de estos juegos que solo nosotras dos éramos capaces de inventar, en serio. Y no sé si esa nena estaba mal de la cabeza, si yo estaba mal o qué… pero la misma, aunque un poco más crecida y sin las dos colitas todavía hoy sigue siendo mi mejor amiga. Y sigue siendo un personaje. Y es por eso que la amo tanto con todo mi corazón. Hay veces que me exaspera, porque tiene una capacidad ÚNICA EN EL MUNDO de sacarme de quicio (¡aunque creo que es mutuo!), pero no puedo quererla tanto. Si me preguntás si nos parecemos la verdad es que no sabría qué contestar, porque no tengo idea, pero lo que sí tengo clarísimo es que me entiende. Si no me entiende siempre me va a escuchar. Soy bastante acelerada a veces, me pongo sensible y necesito relajar la cabeza. Estar con ella me tranquiliza automáticamente.
A mí siempre me atrajo la gente rara… y Ro es mi preferida :)

3 comentarios:

Seba77 dijo...

"Ah?"
¿?

Yo tengo imán para la gente rara.
Igual todo bien, me vivo cagando de risa con ellos (Y seguramente yo tendré mis muchas rarezas, de lo contrario no se juntarían conmigo)

Buen blog, ¡Nos vemos!

Ficu dijo...

Definitivamente es mutuo. La capacidad de sacarme de quicio y todo lo demás (: y estamos ambas MUY mal de la cabeza, por eso nos queremos tanto.

A todo esto, me parece que el juego de las brujas puede llegar a sonar preocupante para cualquiera que lo lea, así que no te alarmes si de repente te empieza a hablar un poco menos de gente.. jaja

te amo pelotudita te veo en un rato.

(Qué graciosas las palabras que me hacen escribir abajo..."ametter"?)

Dani dijo...

"Por alguna razón que aún no llego a comprender del todo, siempre me atrajo la gente rara. SIEMPRE."
jaja me pasa lo mismo

Filossofiabarata's soundtrack