martes, 23 de febrero de 2010

Sueño momentaneo

¿Sabés qué es lo peor de él? Que me siga insipirando, que todavía me queden ganas de escribirle. Fue el más duro, el más difícil… Nunca nada tan jodido como su “Ley del hielo”. Pero sí, humana y bien boluda, siempre su silencio para mí fue lo más seductor del mundo. Era misterioso, ¿viste?
No me animaba nunca a preguntarle nada, ni a sacar temas comprometidos, porque sus respuestas, obviamente, eran tan retorcidas como su cabeza, de hecho por eso nunca llegué a estar segura de quién era la persona que tenía al lado… ni siquiera llegué a estar segura de tenerlo al lado mío. Yo no le exigía mucho, vos que lo viste lo sabés. Era un poco de cariño y también algo que me diera a entender si mi amor para él era bueno, suficiente o sobraba. Pero si ni él tenía bien claro qué quería, porque era más complicado que un rompecabezas, solo que también era inteligente y manipulador, disfrazarse de chico seguro y con las cosas claras no le costaba. Igual, ¿de qué lo voy a culpar a él? La que se imaginó amor fui yo, la felicidad o el dolor que me provocaba eran de cartón, y solo mías, no porque yo no valiera la pena, sino porque él jamás supo sentir nada, te lo aseguro. Pero yo lamentablemente caí en eso que tiene él, tan fascinante, y ya no me supe manejar más. A veces entendía, me daba cuenta de la situación y trataba de frenarme a mí misma, pero ahí él aflojaba y yo ¿qué podía hacer? Era como un círculo vicioso y él el rey de la histeria… aparecía, desaparecía, iba y venía; en fin, me tenía como quería. Porque siempre me tiraba una puntita y de repente se asustaba, pero eso a mí me daba como un envión y me esperanzaba “esto un día va a cambiar”. Y un día te invita a algún lado y te da un abrazo cuando te morías porque te comiera la boca… y por fin, por fin yo me enojaba, lo odiaba, lo quería matar, no lo quería ver más hasta que de repente me agarraba de la mano y me decía algo lindo. Y ahí de nuevo al círculo vicioso. Y al final qué es lo que tenía que hacer yo? Si lo dejo tranquilo, porque nunca presioné… ahora si se me llegara a ocurrir hablar de “compromiso, pero en serio” salía corriendo. No hay forma, SIEMPRE va a hacer sin el pan y sin la torta para mí.
Igual viste que cuando pasan estas cosas siempre te quedan momentos guardados ahí, en la memoria. Yo también tengo recuerdos de él ¡Sí, un montón de recuerdos! Me acuerdo de todos esos sueños que yo tenía con él… y la facilidad con la que me los pinchaba. De las ganas de verlo que tenía… y como me daba cuenta de que se había vuelto obsesión. De lo linda que era su sonrisa para las fotos… y ver que tenía fotos con cualquiera, menos conmigo. De la desilusión, la confusión, el odio, la bronca que sentía cada vez que lo veía. La verdad es que nunca me entiendo, pero él fue el summum del desconcierto. ¿Me explicás por favor qué es lo que me gustaba tanto de él?
En fin, yo lo único que te quería aclarar a vos, y en realidad a mí misma, es que yo estoy tranquila. Yo hice todo lo que pude por él, fui la mejor compañera y traté de pelearla, y aunque creía que era la ciega, la que se engañaba, no fue así. Yo solo fui yo misma y queriéndolo lo quise y nada más. El ciego, el que salió perdiendo fue él, te lo aseguro.

3 comentarios:

Vi dijo...

"¿Sabés qué es lo peor de él? Que me siga insipirando"

ayyayy, te entiendo tanto.

boluuuda, que pequeño que es el mundo, verdad.
te das cuenta de que sos la primera en comentar en el fuckin' blog?
lo empezamos con dars en el 2007, que triste el poco éxito.
felicitaciones por ser la primera. me alegra que hicieras vos los honores.

ps. vos me caés mejor!

Vi dijo...

Era como un círculo vicioso y él el rey de la histeria… aparecía, desaparecía, iba y venía; en fin, me tenía como quería. Porque siempre me tiraba una puntita y de repente se asustaba, pero eso a mí me daba como un envión y me esperanzaba “esto un día va a cambiar”.


ay boluda te entiendo demasiado y me siento tan identificada.

por qué son todos iguales?! odio a los hombressss!

"no quiero que me llame, pero me molesta que no me llame!". jaja ayer me acordé de eso y me reí mucho.

Agus. dijo...

No sé si salimos con el mismo pibe o hay mucho pelotudo dando vuelta pero mierda que me sentí tocada con este texto!
Saludos, muy buen blog!

Filossofiabarata's soundtrack