viernes, 27 de marzo de 2009

Todo Cambia... Menos ella.

La rutina es siempre la misma: Se levanta, desayuna sola en su mesa cuadrada de madera leyendo el diario, siempre esperando alguna noticia que la haga feliz. Pero sabe y comprueba cada mañana que las buenas noticias nunca son noticia. Levanta la taza de café amargo y el diario. Ve de nuevo todas las marcas de la vieja mesa, esa que tantas veces pensó en tirar junto a tantos otros muebles de su pequeño hogar para redecorar. Camina las cinco cuadras hasta la parada del colectivo esperando que de pronto suceda algo que cambie su vida, pero, como cada día, lo más interesante que le llega a pasar es que el hombre que está trabajando en la obra halague sus piernas. A muchas esto no las emocionaría, pero a ella, a pesar de no sentir ningún atractivo por el hombre, la hace sonreír. Hace mucho tiempo que es el único que la ayuda a subir su autoestima. Dentro del colectivo soporta el calor humano, los ruidos, el poco espacio. Llega al trabajo, uno que odia y que siempre quiere dejar pero hace nada por eso, su sueldo es decente y siente que es lo único que es capaz de hacer. Mira a su jefa, una mujer mediocre. Todavía no entiende cómo es que llegó a ese puesto una persona con una cabeza tan cerrada, esa forma tan desagradable de dirigirse a la gente y esa mala predisposición con la vida. Cuando se le acerca a darle una orden de muy mala manera, como siempre, arma una escena en su mente en la que ella le grita todo lo que siente y renuncia, sin pensar en nada ni nadie. Pero nunca se atreve. Luego de largas nueve horas en el trabajo, con apenas tiempo para un ligero almuerzo de dieta (que no sirve, porque hace seis meses que sigue haciendo lo mismo… lo que no come en el almuerzo lo come en su cena), vuelve en el mismo colectivo que está igual o más lleno que a la mañana. Nuevamente el calor humano, los ruidos, el poco espacio. Llega a su casa, sola, como cada día en la semana. Todas sus amigas trabajan, igual que ella… además es la única soltera. Por eso ya no le gusta salir mucho los fines de semana, se siente fea y prefiere quedarse en su casa viendo películas y disfrutando sus únicos días de descanso… Pero llegan los domingos y comienza a angustiarse, el hastío de la semana y pobre fin de semana le llegan en forma de llanto incontrolable. Llora y llora de noche, hasta dormirse, y se pregunta “¿Por qué a mí?” pero sigue sin soñar otras formas de existencia posibles.

4 comentarios:

heydudeee dijo...

Me gustó mucho esto, supongo que lo escribiste vos, no? Me quedé con ganas de más.
Lo escribiste por algo en particular? Se te ocurrió? O qué?
Me gustaría saber.
PD: La rutina si es un bajón, todos esperamos algo que nos cambie :/
Un beso grande.

heydudeee dijo...

Es que estoy totalmente de acuerdo con vos.
Cómo te parece que vos podrías cambiar tu vida y yo la mía? Nuestras vidas mejor dicho, jaja.

heydudeee dijo...

Jajajaja, gracias por el consejo.
En verdad... Yo tengo mi teoría (y no es muy diferente de lo último que me recomendaste hacer). Trato de que no todo sea un problema en la vida, tanto con mis amigos, familia, ámbito escolar, etc. No opino muy diferente a vos creo, no sé si eso ayuda a ser FELIZ, pero si que te hace más llevadera la vida, y vivís más relajado, eso sí :).
Te pregunté esto para saber qué opinabas vos habiendo escrito esto y otras cosas más muy buenas! Me gustó lo que escribiste en entradas anteriores y me gusta como escribís.
Creo que otra manera de cambiar una vida (al menos en mi pensamiento) es conocer gente que realmente quiera cambiarte la vida, que se interese en uno, que puedas hablar temas interesantísimos, y por qué no... que termine ocupando un lugar importante en la vida de uno, qué se yo... (suena muy exjaerado el "conocer gente que te cambie la vida", pero bueno, me parece una manera muy linda de cambiar vidas, obviamente que no siempre llegan estas personas) jaja :)
PD: Si supiera como llegué lo patentaría, lo vendería y me haría millonario (?!). Jaja, no, en serio que no sé, pero me alegra haber llegado!
PD2: Vi que sos de Leo! Siii! Te saluda un compañero de signo jajaja.
PD3: Quiero seguir hablando con vos, aunque sea por blog, jaja.

heydudeee dijo...

Sí, aguante las señales (?!).
Qué día cumplís, eh? Ahora no me puedo mover sin saber tu fecha de nacimiento.
No dudo que a veces sin querer una persona nos cambie la vida, a veces hasta la persona que querés que te cambie la vida, no lo hace, a veces lo hace la menos esperada... Prefiero que se mantenga este misterio y no tener una vida muy planeada.
Tenés muy buen gusto en cine che, quién no llora con Across the Universe? Lo desafío! (espero que te gusten mucho los Beatles, jaja). Y Bueno, la naranjaaa, mi película preferida! Creo que los que me conocen están hartos de que les taladre la cabeza con esa película, jaja. Amelie y Eterno Resplandor también me fascinan.
En músicaaaa, las bandas de Charly y de Spinetta me encantan, no sigo tanto las carreras solistas de ellos, pero me encantan. Y bueno, por lo que veo en tu perfil, Beatlesssssss, ya vamos a agarrar otros en común :)

Filossofiabarata's soundtrack