lunes, 8 de septiembre de 2008

- Un café amargo, por favor. -




Ya es uno más, el tercero. ¿No era la tercera la vencida? Sí, vencida yo. "Experto en casos perdidos: Primero los pierde y después se vuelve loco por encontrarlos." Por recuperarlos. Aunque casi lo deja al azar. Juegos de azar. ¿Juegos o fuegos? NO TE QUEMES. ¡Si fuera tan fácil! Son problemas de más de ocho versos, y todos riman. ¿Tenés poemas? Te ayudo a resolverlos. Si todo fuera tan matemático... Uno más uno al final puede dar cinco y nadie entiende lo que está claro. Tan claro que se confunde con el fondo. Quizás tus ojos se confunden con los míos. Cuando nos fundimos en lo mismo ya no diferencio, pero a veces estás adentro mío. ¿Me conocés? No sabés quién soy. Ni siquiera yo lo sé. Dicen que soy alma, no saben que en realidad no soy más que corazón. Mi almohada no me esucha. ¿Quién dijo que lo mejor es discutirlo con la almohada? Al menos la birome responde a mis movimientos.

Va a fallar el que intente encontrar lógica en lo que yo escribo, si tenés el cerebro un poco retorcido capaz que me entendés un poco, ya que casi nada en mi vida es literal. :)



1 comentario:

Guido dijo...

Esa es la gracia. Las vidas literales son lo pior.

Filossofiabarata's soundtrack